Transparencia y Anticorrupción

El punto de partida: Constitución de la República De El Salvador

La persona humana y los fines del estado

Art.1.- El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común.

En consecuencia, es obligación del Estado asegurar a los habitantes de la República, el goce de la libertad, la salud, la cultura, el bienestar económico y la justicia social.

1. Cambio en la visión del país

 

Una nación salvadoreña con sentido de identidad de patria y destino compartido, viviendo en armonía, progreso, en paz consigo misma y enfocada al bien común.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Screen Shot 2018-11-20 at 4.51.37 PM.pngFundamentada en 4 visiones elementales

 

La corrupción impide el crecimiento económico al elevar los costos y socava la gestión sostenible del medio ambiente y los recursos naturales. Asimismo, quebranta los derechos fundamentales, agrava la pobreza e incrementa la desigualdad al desviar fondos de la atención de la salud, la educación y otros servicios esenciales.”

Ban Ki Moon,

Secretario General de la ONU,

en el Día Internacional contra la Corrupción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Picture 2

 

 

 

 

 

 

 

 

Picture 3Picture 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

DIAGNÓSTICO

La corrupción y la impunidad son las causas de la desigualdad y la pobreza que tenemos en el país. Si no las combatimos de manera integral e imparcial nunca podremos implementar un plan de gobierno sin el desvío de fondos públicos hacia otros intereses.

Nuestra institucionalidad es frágil, existe demasiado tráfico de influencias e infiltración del crimen organizado en nuestras instituciones de justicia para defendernos adecuadamente como Estado.

 

Problemas

 

Antecedentes del problema

Content Placeholder 22


 

Consecuencias del problema

Picture 4


 

2. Enfoque Anticorrupción

 

Screen Shot 2018-11-20 at 5.16.43 PM.pngCambio estructural

2.1.1. No prescripción de los delitos de corrupción

Los delitos de corrupción que, por sus efectos lesivos de largo alcance, se cometan por funcionarios públicos al servicio de la sociedad salvadoreña, DEBEN ser declarados como delitos imprescriptibles por la Asamblea Legislativa Esta medida ayudará a eliminar la impunidad de tales delitos y a garantizar a las víctimas concretas y a la sociedad en su conjunto, los derechos de acceso a la justicia, a la verdad y, en general, a la seguridad jurídica.

De acuerdo a GOPAC y el Estatuto de Roma, Art. 7, el inciso 1K permite declarar los delitos de lesa humanidad, ya que califican bajo la descripción de su efecto

Una simple modificación al Código Penal y Código Procesal Penal permitirá esto en El Salvador con 43 votos de la Asamblea Legislativa.

 

2.1.2. Proyecto de Reforma de Ley, presentada el 12 de noviembre 2015

 


 

Picture 8