Nueva Gobernanza

Antecedentes

Desde el inicio del conflicto armado, en nuestro país hemos tenido ocho gobiernos: uno del PCN, otro del PDC, cuatro de ARENA y dos del FMLN. Por más propuestas que se plantearon, ningún partido logró resultados estructurales de cambio, en gran parte porque todos mantuvieron un aparato viejo, con poco control sobre su misma operación y los resultados.

El tiempo y la modernidad pasaron de largo en nuestro país. La organización estatal ha crecido sin control y cada año aumenta el número de personal; como consecuencia, el trabajo de las instituciones se volvió lento y poco efectivo. Por eso, el Estado se ha convertido en una entidad financieramente cara. Muchos de los problemas que arrastra, lejos de resolverse, se han estancado; otros tantos han empeorado; no pocos se encuentran en calidad de crisis. Muchas inversiones se han frustrado. Fruto de todo esto es que la movilidad social de las grandes mayorías se ha estancado, afectando hasta el momento a cuatro generaciones de salvadoreños.

Nuestro país urge de innovaciones, de replantearnos y sacar el máximo potencial, la creatividad ciudadana y el diseño cívico. Estamos claros que para lograr resultados diferentes debemos tener la visión de gobernar diferente, en todo aspecto: estilo, control, estructura, estrategia, proyectos, gabinetes, etc. Eso implica repensar de forma gradual todo: desde cómo concebimos el país hacia el futuro, hasta cómo debe ser una nueva arquitectura del aparato del Estado para poder ejecutarlo.

Ocho gobiernos se han autodeclarado “cercanos a la gente”. Lo cierto es que con el tiempo han marcado más lejanía. Mencionar esta cercanía, o tenerlo en planes quinquenales o “buenos vivires”, no es garantía de nada. Lejos de las menciones electoreras, la operación ha descrito otra cosa: un manejo vertical en la gobernanza donde “desde arriba” se decide y se avisa sobre lo que se hará; donde pocas veces se pregunta a los interesados, y donde casi nunca se trabaja de la mano con ellos.

Debemos pensar a la inversa y plantear un estilo integrador y horizontal, devolviéndole el gran protagonismo a la gente.

Una parte importante de la distancia que todos los gobiernos han interpuesto entre el ejercicio de la labor institucional y la población se explica gracias a la distribución parcial del trabajo, que considera que cada ministerio, secretaría o autónoma debe limitarse a trabajar en la “temática” que le corresponde, en lugar de concebir las soluciones a los problemas como algo integral. Por ejemplo, los graves problemas económicos del país también tienen que ver con la situación de inseguridad que atraviesa el país, pero la solución que ofrece el Estado sigue siendo solamente sobre el eje económico; además de eso, los temas de inseguridad tienen relación directa con la educación, pero se tratan solo como problemas de seguridad. Es decir: la seguridad es para la seguridad, y la educación para la educación, aunque todo esté conectado. Así han estado organizados los gabinetes, sin integralidad en su diseño ni en sus soluciones.

Gobernar diferente

Necesitamos un aparato de Gobierno más eficiente, más compacto, más efectivo, más ciudadano, menos político y más técnico. Un aparato estatal que elimine los “cacicazgos institucionales”, que saque del mapa las prioridades personales o de pequeños grupos, y que ponga más interés en las prioridades ciudadanas. Un Gobierno que, por el contrario, le dé prioridad a la participación y voz a la ciudadanía. Con ello optimizaremos la operación de cada institución; desde lo estratégico hasta lo financiero, evitando duplicidades de acciones, de proyectos, de políticas y de recursos.

 

El Control

 

Es importante que los gobernantes puedan saber lo que está sucediendo en su país, sea bueno o malo, para que sus acciones esté en total  en relación con los problemas de la gente. Para ello, es importante hacer tangible la información en acciones nacionales, departamentales, municipales e incluso cantonales.

 

Esto nos ayudará a captar el sentir de la población, solventar sus necesidades, proyectar su rumbo a futuro y responder en tiempo real, porque un gobernante que no tiene información en tiempo real está condenado al estancamiento y al retroceso de su país.

 

SISTEMA BÚHO:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un recurso tecnológico que tendrá informado al presidente sobre el trabajo que realizan los diferentes equipos de gobierno, el avance de proyectos insignia, temas de nación, contará con reportes de urgencias, de gastos • de impactos  y de avance de proyectos.

 

Este sistema de monitoreo se centrará en las áreas:

·        Educación

·        Salud

·        Infraestructura

·        Seguridad

·        Proyectos sociales

·        Empleo

 

Como hemos dicho ya, el gobierno debe ser compacto y eficiente. Actualmente la arquitectura del gobierno se basa en 40 Años de atraso, haciendo que el gobierno abandonara a los salvadoreños. Además, los gabinetes actuales son compartimientos estancos, están desconectados unos con otros, trabajando de espaldas a la Realidad Nacional.

 

Otro de los grandes problemas es que este esquema ha permitido que se desarrollen mini feudalismos dentro del aparato del Estado. Esto es el origen de la corrupción, el amiguismo, la atrofia y el abuso de poder.

 

Este Gobierno empieza con ustedes y termina en ustedes. Es decir que cada salvadoreño y salvadoreña es el centro de nuestro gobierno.

 

El gobierno será liderado por el presidente, quien junto al vicepresidente, van a coordinar el trabajo entre la Jefatura de Gabinete y las diversas secretarias. Estas personas conformarán los Equipos de Gobierno

 

EQUIPOS DE GOBIERNO

 

Equipo de Bienestar social

En más de 60 años en El Salvador una inmensa mayoría de la población no ha tenido acceso, ni siquiera a lo MÍNIMO para tener una vida digna:

·        Acceso al agua potable y a energía eléctrica

·        Educación,

·        Salud,

·        Transporte y movilidad,

·        Vivienda digna,

·        Espacios blicos

·        Canasta básica 

 

El estado le ha fallado a los salvadoreños, al no garantizar las mínimas condiciones para vivir.

 

Este equipo es el único que garantizará, desde el inicio, una mejor vida para esta generación y para las que están por venir. Apostamos por la creación de un gran compromiso entre un gobierno responsable y eficiente, y una ciudadanía empoderada.

 

Equipo de Seguridad

Es el equipo que procurará equilibrar la balanza en función de la prevención, combate y la rehabilitación/reinserción.

 

Las causales de inseguridad en el país ahora son ltiples; en función de esto, el trabajo de este equipo tendrá especial énfasis en los disminuir los factores de desigualdad y desintegración social, el combate de la violencia es vital, pero no lo es todo. Esto nos deja en claro que urge la modernización de las instituciones que velarán por ejecutar estas tres acciones.

 

Equipo de Migraciones y Trabajo

El objetivo de este equipo será tratar de manera ad hoc, el tema de la migración legal e indocumentada, salvadoreños residentes en otros países de manera permanente o con estatus temporal. Esto permitirá fortalecer y actualizar los servicios a los salvadoreños, a través de las embajadas y consulados.

 

Se implementará una bolsa de empleo y negocios en el exterior y se apostará en la repatriación de talentos al país con el objetivo de aprovechar de experiencias de los salvadoreños que durante años han estado fuera de su patria y quieran ser servidores públicos.

 

Así mismo, este equipo coordinará un plan de inversiones conjuntas con los salvadoreños en el Exterior, y ejecutará portafolios transnacionales para buscar inversores y aliados internacionales.

 

Equipo Internacional

Su objetivo será traer inversiones, cooperación, alianzas estratégicas, acuerdos e intercambios, además de atender a los salvadoreños en el exterior y promover al país a nivel internacional en el área de turismo.

 

Actualmente el cuerpo diplomático salvadoreño tiene presencia en 39 Embajadas y 89 consulados que durante años se han dedicado a la vida social, es hora que se implemente un proactivo plan de búsqueda de inversionistas.

 

Equipo de Industria, Producción y Tecnología

El fin último de este equipo será otorgar apoyo a los productores públicos o privados, su trabajo será establecer una red de relaciones y negocios a nivel local e internacional de productos, servicios, agricultura y pesca, talento humano, industria naranja y tecnología.

 

Equipo de Economía, Beneficios sociales y finanzas

Este equipo será el tanque de pensamiento y estrategia sobre la ruta económica del país, va a administrar los subsidios y apoyos a la sociedad, atendiendo con especial énfasis a mujeres, adultos mayores, jóvenes, personas con discapacidad, poblaciones vulnerables e históricamente discriminadas, como también a y entidades organizadas (PYMES y  emprendedores).

 

Van a manejar las finanzas del estado, ejercerán contraloría al sistema financiero, a inversiones, apoyos, créditos y cooperaciones del exterior.

 

Equipo de Fomento y Obras Públicas

Equipo de profesionales que velarán por la planificación y programación estratégica de las inversiones relacionadas a la infraestructura pública (de movilidad y transporte, espacios blicos y acceso a servicios básicos como el agua, energía eléctrica, etc).

 

Equipo de Desarrollo Territorial

Su objetivo será el ordenamiento y planificación territorial, como también las acciones estratégicas en el territorio. Será el encargado directo de la ejecución del Plan 262, establecerá la red de relaciones con sectores, alcaldes y actores en territorio. Una de sus misiones será implementar una estrategia de sostenibilidad ambiental, como de gestión del patrimonio natural y cultural.

 

 

 

Con esta nueva arquitectura del estado se garantizará la descentralización de las acciones del gobierno hacia los 14 departamentos y los 262 municipios, respetando sus características e identidades, y explotar al máximo sus factores potenciales.

 

Nuestro gobierno tendrá un enfoque de transversalidad en competencias, lo que permitirá ser eficientes en funciones y tener objetivos claros a nivel territorial.

 

Nuestro gobierno debe innovar, con metas tangibles, atrevidas y de alto impacto en el país, considerando los tiempos actuales y los que vienen como agentes dinamizadores de la sociedad.

 

Vamos a ver al mundo y no temer acercarnos a él, ser ambiciosos en construir estrategias a futuro, en guiar a la población s allá de responder a sus necesidades y urgencias puntuales.