Franja Pacífico

El país le ha dado la espalda al territorio más grande que tiene: el océano. El Salvador tiene casi 6 veces su territorio en espacio marítimo; por ello, es indispensable un proyecto de desarrollo integral, local y a nivel regional, de la Cinta Marino Costera.

Esta propuesta insignia iniciará en el departamento de La Unión y estará segmentado de manera estratégica y territorial:

·         Pesca y logística.

·         Infraestructura aérea, marítima y terrestre.

·         Turismo, educación, investigación y producción.

A continuación detallamos las propuestas insignias que darán impulso al desarrollo social y económico de la zona sur de El Salvador:

A.     Proyecto 4A

Como parte del rescate y la modernización del Puerto de Acajutla se propone cuadruplicar su alcance total. Con esto se potenciará su capacidad de carga y logística.

Esto también beneficiará el turismo, la pesca y la movilidad para la zona occidental del país. Así se estimulará la gastronomía, el turismo en volcanes, pueblos coloniales, centros arqueológicos y en la montaña; se rescatará la caficultura y se impulsará la industria de servicios hoteleros.  

 

B.     Tren del Pacífico 

 

Los sistemas de movilidad física y transporte son un eje vital en la dinamización de la actividad económica y de desarrollo sustentable para cualquier país, pero además tiene una relación directa con la calidad de vida de la ciudadanía. El Salvador, sin embargo, cuenta con uno de los sistemas de transporte público más obsoletos del mundo, ya que no posee la infraestructura vial, normativas y tecnología necesarias para hacerle frente a la cada vez más creciente demanda por el aumento demográfico actual.

El Salvador tuvo una historia muy ligada al tren, que entró en 1882, para 1974 se instauró Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), instancia que administró los 521 kilómetros de vías férreas hasta 2002, año en el que el tren dejó de funcionar, en 2015 se fundó el Museo del Ferrocarril, dando por muerto oficialmente el tren.

Se propone rescatar esta medio de transporte, con el Tren del Pacífico, el que tendrá como primera etapa iniciar en la ciudad de La Unión y cruce el país completo hasta el Puerto de Acajutla. Contará con dos modalidades: para transporte de carga, de mercancía y demás productos, y para transporte de pasajeros. Esto llevará al desarrollo económico, implicará la generación de empleos, directos e indirectos, y aliviará la crisis vehicular.

Este proyecto además tiene un gran potencial regional, al convertirse a largo plazo en la conexión con otros países de la región centroamericana, aprovechando nuestra ubicación, de esta manera se tendrían conexiones directas a Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Esto sería aprovechado para establecer un canal seco para trasladar insumos y mercancías entre la costa pacífica y la costa atlántica de Centroamérica.

 

C.    Aeropuerto del Pacífico

El Aeropuerto Internacional del Pacífico debe ser canalizado como un proyecto de nación que dinamizará la región oriental del país; incentivando la creciente demanda de pasajeros en el exterior, desarrollo turístico, activación del Puerto de La Unión y creación de la Zona Libre Oriental.

Acciones que en conjunto generarán miles de fuentes de empleo y un gran desarrollo socioeconómico para la región, volviendo a posicionarla como pilar fundamental para la economía nacional. 

Actualmente, la pista de aterrizaje está bajo la administración de la FAES para uso militar y de control de narcotráfico.

El desarrollo del Aeropuerto Internacional del Pacífico ubicará al país como el pionero de la región en la construcción del PRIMER AEROPUERTO VERDE; el cual unificará la Red Aeroportuaria Nacional, complementará el manejo de carga multimodal con el Puerto de La Unión Centroamericana e impulsará el desarrollo de la zona libre oriental, comercio, industria, agricultura, hoteles, ecoturismo, turismo arqueológico, entre otros.      

Objetivos

    Desarrollar un Plan Aeroportuario Nacional competitivo con la región en tráfico de pasajeros, manejo de carga y responsabilidad medioambiental.

    Incrementar el tráfico aéreo entre los aeropuertos, mediante nuevas rutas de transporte hacia la zona oriental, beneficiando a miles de hermanos que viven en el exterior y generando nuevas fuentes de empleo en las nuevas operaciones aéreas.

    Detonar el potencial de la zona oriental y posicionarlo nuevamente como pilar fundamental de la economía nacional.

    Potenciar un proyecto de inclusión, responsabilidad social y desarrollo local, en el cual todos los pueblos hermanos puedan ser partícipes y tengan voto en las decisiones del nuevo aeropuerto y sus zonas de desarrollo.

    Explotar el desarrollo hotelero, ecoturístico, arqueológico, gastronómico y deportivo que brinda la región oriental. 

    Fortalecer la seguridad nacional mediante equipos tecnológicos de navegación aérea y control de narcotráfico.

 

Potencial desarrollo en la zona oriental:

o   Red de Carreteras: Carretera Litoral (CA-2) en buenas condiciones, facilitando accesibilidad y tiempos de conexión.

o   Desarrollo Portuario: Único puerto del país con vocación de contenedores y buques Post-Panamax 

o   Desarrollo Turístico: Alto potencial para desarrollo ecoturístico, con bancos de arrecife para buceo deportivo, surf, sailing y viajes en embarcaciones hacia las islas.  

o   Zona Libre Oriental: Fronterizo a Honduras y Nicaragua, presenta un alto valor en conectividad para exportación e importación de industria pesada (PLU) y de industria ligera en áreas de tecnología, farmacéutica y textiles (Aeropuerto). 

Proyecciones:

o   Tráfico Pasajeros Proyectado

o   2021: 330,000 pasajeros anuales.

o   2045: 1.1 millones pasajeros anuales.

o   Tasa estimada anual: 5% (Industria Aeronáutica).

o   Etapas Proyectadas de Construcción: Fase Inicial: 2020 – 2021, Primera fase: 2032 – 2033, Segunda fase: 2044 – 2045

o   Modelo de negocios: Concesión donde el Estado es partícipe en la administración con el Privado, manteniendo la propiedad del activo y brindando confianza al inversionista.

prop.JPG

Plano de ubicación

Imagen 3


 

Desarrollo 2020-2021

 

Imagen 1

 

Desarrollo 2032-2033

Imagen 1

 

 

Desarrollo 2044-2045

Imagen 1

Esquema conceptual 2020-2045

Imagen 2

 

 

Impactos del proyecto

 

·         Económico: generación de nuevos ingresos mediante la exitosa concesión del activo aeroportuario, generación de nuevas fuentes de empleo directas durante la construcción inicial y desarrollo local. Asimismo, se desarrollarán nuevos centros de estudios para potenciar las profesiones vinculadas a la industria aeronáutica, mecatrónica, hostelería y turismo. 

 

·         Medio ambiental: primer aeropuerto verde de la región centroamericana, cumpliendo con todos los estándares de certificación LEED, protegiendo el área de influencia y estableciendo nuevas legislaciones para el desarrollo ecoturístico en la región.

 

·         Social: comprometido con el impacto social, el desarrollo aeroportuario movilizará a los asentamientos urbanos afectados en el proyecto, hacia una nueva zona protegida del ruido e impacto de las aeronaves con viviendas dignas y sin costo para la población.

 

·         Seguridad nacional: el suministro del Sistema Radar para el Aeropuerto del Pacífico se debe gestionar sin costo para el Estado salvadoreño, a través del Organismo Internacional de Cooperación denominado Corporación Centroamericana de Navegación Aérea COCESNA, gestión que se lleva a cabo en el seno del Consejo Directivo de dicha corporación de la cual El Salvador forma parte. Una vez integrados ambos sistemas Radar tendremos una cobertura efectiva de todo el territorio nacional así como gran parte de sus aguas territoriales.

 

Capacitaciones 

o   Aviación: previo al desarrollo del proyecto, se deberá constituir un equipo técnico multidisciplinario en el tema aeroportuario, el cual asesorará al Nuevo Gobierno y Población, de los grandes beneficios y alcances en materia de tecnología, economía, desarrollo local, industrial y ecoturístico.  

o   Turismo: se deberá preparar el Plan de Desarrollo Ecoturístico Regional, contemplando los detonantes de dicho rubro como hotelería, ecoturismo, buceo, pesca, arqueología, entre otros; asimismo, el Plan de Integración Local y generación de nuevos empleos ligados a dicho desarrollo.

D.    Surf City

El turismo, a nivel mundial, se ha constituido como uno de los grandes generadores de desarrollo, manteniendo un crecimiento sostenido del 4 % en los últimos diez años. Solo en 2017 subió a 7 %. Este repunte mundial se explica, en buena parte, por el despertar, en materia turística, de dos gigantes mundiales: Brasil y Rusia. La Organización Mundial de Turismo espera que para el año 2020 esta actividad crezca, en América Latina, entre el 4 % y 5 %.

Sin embargo, en El Salvador, la falta de visión, de infraestructuras adecuadas y de mecanismos o políticas que potencien las playas y el surf, han impedido que el país desarrolle este recurso.

Para aprovechar esta modalidad en beneficio del país, proponemos crear Surf City, que consiste en un circuito de playas de primer nivel, que abarcará todo el territorio, de occidente a oriente. Esto propiciará no solo que haya nuevas fuentes de empleo, apoyando además a los pequeños y medianos negocios, sino que también situará a El Salvador como un destino turístico mundial.

Para ello, dotaremos de infraestructura de acceso y servicios básicos a los principales sitios turísticos de playa. Trabajaremos, además, en el orden, limpieza y embellecimiento de los lugares para que sean atractivos al turista y aprovechar el calificativo que medios internacionales nos han colocado como “Las mejores 10 olas del mundo para la práctica del surf”.

Además de eso, la industria turística impacta en la producción de alimentos de origen agrícola, así como en la importación de materias prima y los servicios de logística, que se extienden a compañías de transporte de carga y personas. Genera, asimismo, encadenamientos productivos en sectores y subsectores de la economía, donde se puede realizar una integración vertical y horizontal.

Potenciaremos las 6 playas del litoral salvadoreño, con un modelo de ciudadelas del mar, enfocadas el surf, hostelería de primer mundo, gastronomía y biología marina, que sirvan de atracción turística a nivel nacional e internacional.

E.     Centro Logístico

La conectividad con el resto del mundo es prioritaria para garantizar la competitividad. En este sentido, hay que garantizar la eficiencia de la cadena logística y generar leyes que estén de acuerdo con la realidad mundial actual. Para que El Salvador sea competitivo, sus aeropuertos y puertos deben poseer infraestructura de primer nivel, con el propósito de dar un elevado valor agregado a la nación. La infraestructura portuaria y aeroportuaria produce un enorme impacto económico, social y empresarial directo a través de las actividades que allí se desarrollan, así como un impacto indirecto generado por las actividades comerciales y logísticas que se ejecutan en el área en el que están ubicados.

Es necesaria una infraestructura portuaria moderna, ya que la actual fue diseñada hace más de 40 años y no está acorde con las necesidades de la realidad actual.

Por ello, el objetivo principal es que los puertos se vuelvan centros logísticos de primer nivel, con lo cual impacten en la economía de la región en donde están ubicados. Para lograr este objetivo se llevarán a cabo acciones como: equipamiento y ampliación del muelle principal; equipamiento y ampliación de centro de logística y comunicaciones; construcción de un patio de contenedores con estándares mundiales, y ampliación y remodelación de los muelles artesanales, para generar más fuentes de trabajo, entre otras.

F.      Puerto Pesquero y Puerto Cutuco

Además, se reactivará el Puerto de La Unión y de Acajutla con el propósito de convertirlos en operadores de embarcaciones turísticas y comerciales, que enlacen con la zona turística de oriente, occidente, la costa salvadoreña y a las redes logísticas centroamericanas.

G.    Centro agropecuario

La apuesta por la reactivación, modernización y tecnificación de la agricultura es indispensable en la zona oriental y será potenciada gracias a las propuestas concretas en el tema de agricultura del Plan Cuscatlán.

H.    Centro oceanográfico

Como parte de la propuesta de la Franja Pacífico es necesario impulsar el Centro Oceanográfico, un instituto dedicado al estudio de la biodiversidad costera de nuestro país, como también del estudio de cambio climático, con el enfoque de respeto del Medio Ambiente paralelo al desarrollo económico y social de nuestro país.