Creación de las escuelas deportivas

Uno de los ejes elementales de la educación integral pasa por la educación física, sobre todo en lo que tiene que ver con el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, y en el desenvolvimiento de la sana convivencia de las comunidades. El juego es para las y los niños la actividad más importante y seria en su vida, y por ello pasan la mayor parte de su vida jugando. Gracias a esta actividad, conocen e interpretan el mundo que les rodea: juego y educación forman un binomio inseparable.

Así pues el deporte y la recreación son factores importantes en la prevención de la violencia. Por eso, brindaremos el apoyo a una nueva generación de deportistas de alto rendimiento, además de apostarle a la recuperación de espacios públicos de esparcimiento de nuestro país. Proponemos la creación de escuelas deportivas para 300,000 niñas y niños en todo el país.

Eso nos dará, no solo prevención y superación, sino además enseñará a nuestra niñez el trabajo en equipo, la camaradería, el respeto a los demás, la sana competencia.

Promocionaremos la actividad física y el desarrollo deportivo y recreativo a través de la alianza con Federaciones Nacionales, que es clave para establecer procesos de descentralización deportiva hacia todo el país, de manera gradual, con objetivos trazados y con inversión técnica y financiera que viabilice su sostenibilidad.

Consolidaremos los programas deportivos y recreativos a nivel comunitario, a través de una decidida apuesta por la actividad deportiva y la sana recreación, desde la primera infancia, pues genera efectos positivos sobre el desarrollo biológico, psicológico y social de las comunidades.